EXPOSICIÓN. SEGOVIA. Palacio de Quintanar. Del 15 de Mayo a 19 de Junio 2015





Pipo Fernández (Madrid, 1959), es uno de los maestros indiscutibles de la fotografía española, maestría que ha puesto desde sus comienzos, tras siete años de estudios cinematográficos, al servicio del propio cine, tanto en su faceta como reportero periodístico para revistas como “Fotogramas”, “Cinemanía”, etc., como para instituciones (Academia de Cine) o distribuidoras (Filmax, Warner, Media Pictures, Dea Planeta, etc.). Como foto-fija profesional, su carrera recorre más de dos décadas de lo mejor delcine español: Soldadito español (Antonio Giménez-Rico, 1986), El Día de la Bestia(Álex de la Iglesia, 1994), Libertarias (Vicente Aranda, 1995), Novios (Joaquín Oristrell, 1997), Asfalto (Daniel Calparsoro, 1999), El oro de Moscú (Jesús Bonilla, 2002), Camarón (Jaime Chávarri, 2005), El corazón de la tierra(Antonio Cuadri, 2006),Mortadelo y Filemón. Misión: Salvar la Tierra (Miguel Bardem, 2007), y un largo etcétera, al que habría que sumar su trabajo en series de televisión como Martes de CarnavalManolito Gafotas o La mujer prohibida, en campañas publicitarias y en producciones internacionales como Los límites del control (The Limits of Control. Jim Jarmusch, 2008) oLalista(Deception, Marcel Langenegger, 2007).
Testigo de excepción, con el ojo educado y curtido en mil y un festivales, estrenos, certámenes y batallas cinéfilas y cinéfagas de toda índole y condición, frente al objetivo de Pipo Fernández han pasado prácticamente todos los rostros del cine español e internacional. Desde los deslumbrantes de las estrellas más cotizadas, hasta las caras ocultas de técnicos, productores y profesionales del medio. Su mirada ha inmortalizado, entre las luces y sombras del más exquisito blanco y negro, o con los brillantes colores de una realidad que supera la ficción, a las más grandes figuras del panorama cinematográfico mundial. Tras exposiciones anteriores, como “La moda en el cine”, “Camarón-un mito” o “Fotografiando películas”, entre otras, ahora, con “Estuve aquí”, Pipo Fernández despliega ante nuestra mirada una vida de película y películas, en la que ficción y biografía, documento y fantasía se entretejen para dejar testimonio del mágico y siempre fascinante mundo del cine.
Esta exposición recorre más de dos décadas de cine español.

En “Estuve aquí” se muestran instantáneas que han inmortalizado de uno y otro modo lo que se ve y lo que no se ve después en la pantalla grande.