lunes, 8 de julio de 2013

Javier Artiñano.

 
 
 

 
Hace unos meses puede que sean tres o cuatro... da igual, nos tomamos un café enfrente del SGAE. Quedamos para cambiarnos cromos.... tu me diste las gracias por mi regalo y yo hice lo mismo por el tuyo. Me comentaste “Nadie mejor que tu, puede tener esto”.
Fuiste un caballero en todas las situaciones de la vida. En mi segunda película te conocí 1987.
 Gracias por haberte conocido. Gracias Javier.... por todo.
 Descansa feliz. Has sido y serás muy grande.