lunes, 20 de abril de 2015

EL HOMBRE QUE EMPEZÓ A CORRER


Todo empieza en uno mismo. Y no se sabe dónde puede acabar. Una historia real de superación y sueños en la que un corredor de fondo avanza hacia una meta común: que 125 familias etíopes sin recursos tengan acceso a agua potable con la que poder cultivar la tierra y alimentar a los niños de una escuela.

”El hombre que empezó a correr” no es sólo una película sobre corredores, es la historia de un proyecto social y, a la vez, de un giro personal y profesional en una época de crisis global en la que es necesario recuperar valores positivos y contagiar a las personas cercanas con el entusiasmo por convertir los sueños en realidad.