domingo, 9 de marzo de 2014

"Mimosas".Pipo Fernandez©






“Árboles de mimosas”


Cuánto hiere la ira que atribuyen a Dios
quienes adiestran perros, sus pastores de escombros.
Quienes cavan trincheras en el salitre verde
y hunden las barcas, la nieve florecida
sobre el frágil ondeo de pañuelos de estambre.
Nadie podrá quebrar su nombre en nuestra voz,
la fuerza mineral en su luz encontrada.
Los ojos desempeñan los vahos de tristeza,
aún pervive el cristal en el alma del cuarzo.
Aún quedan cuerpos a otros cuerpos unidos,
filamentos de cobre, los hilos enhebrados,
redes de pensamientos, ejes de las estrellas
por las ruedas del aire.
La esperanza del aire que cantan los poetas,
la emoción de la luz, nácar incrustado en días,
los de las mujeres nuevas que proponen su paz,
su alimento de paz, células vivas del tiempo.
Baja desde todos los siglos el latido del agua,
el corazón de todos, y florece de fuentes
cada árbol nuestro cuajado de mimosas.

“…Qué humilde es la belleza
que no aspira a ser bella…”
Pablo Guerrero