domingo, 23 de marzo de 2014

LOS FENOMENOS ©PIPO FERNÁNDEZ












Desde la “reflexión y la autocrítica” ha abordado Alfonso Zarauza su segundo largometraje, 'Los fenómenos', que ha llegado hoy a la Sección Oficial del 17 Festival de Málaga. Cine Español en una concurrida presentación a la que además del propio director han asistido los actores Lola Dueñas, Juan Carlos Vellido, Ledicia Sola, Xosé A. Touriñán y Xúlio Abonjo; la coguionista Jaione Camborda y el productor Rubén Zarauza. 

'Los fenómenos', cuyo reparto también está integrado por Luis Tosar, se sumerge en la crisis del ladrillo con el objetivo -según su director- de “indagar qué nos pasó como ciudadanos para que nos engañaran de esa manera”. Para ello, busca el punto de vista de un personaje femenino, Neneta, interpretado por Lola Dueñas, a la que sumerge “en un mundo de hombres” como es el de la construcción. 

“Mucha gente se va a sentir identificada. No es una película amable, hemos querido ser lo más honestos posible, pero sin caer en el melodrama barato. Ha sido un trabajo duro pero maravilloso”, explica Zarauza. 

Por su parte, Lola Dueñas ha asegurado que el personaje de Neneta -sobre el que gira toda la película- ha sido “un regalo”, “una mujer luchadora cuyo final imagina el espectador, pero aun así continúa acompañándola hasta ese desenlace”. 

'Los fenómenos' -producida por ZircoZine y Maruxiña Film Company- cuenta la historia de Neneta, una mujer que vive en una furgoneta desde hace tres años en la costa de Almería y ve como su pareja, ‘Lobo’, desaparece justo el día en el que iba a empezar a trabajar. Ella tiene que recoger el campamento y volverse con su bebé en la furgoneta a su pueblo natal, en Ferrol, Galicia. Al regresar, todo son dificultades: no logra encontrar trabajo y tiene que seguir viviendo en la furgoneta hasta que consigue un puesto de peón en la construcción. Sufre la dureza del trabajo y el hecho de ser mujer en un oficio de hombres, pero consigue sobreponerse con coraje y en compañía de su cuadrilla empiezan a ser conocidos por el constructor como ‘los fenómenos’ por su capacidad para levantar metros cuadrados construidos.