sábado, 22 de marzo de 2014

A ESCONDIDAS. ©PIPO FERNÁNDEZ








Siete años ha tardado Mikel Rueda en conseguir la financiación para su segundo largometraje, una situación que ha sumido al director vasco en una “montaña rusa emocional” que no ha podido evitar trasladar a la rueda de prensa de presentación de 'A escondidas', película que ha llegado hoy a la Sección Oficial del 17 Festival de Málaga. Cine Español. 

'A escondidas', protagonizada por Germán Alcarazu, Adil Koukouh, Álex Angulo, y Ana Wagener, está producida por Baleuko, Bitart, Etb, ICAA, Media y el Gobierno vasco. En la rueda de prensa, además del director y los tres actores protagonistas, ha estado presente el productor Asier Bilbao.

La película narra, según su director, “la historia de dos chavales que se encuentran perdidos, se conocen y a partir de ahí empiezan a reconocerse y gustarse a sí mismos”. Una historia sobre la homosexualidad y la inmigración, temas “importantes” para Mikel Rueda, que considera que queda “mucho por hacer socialmente, porque todavía cuesta hablar de ellos”. Y para acercarse a estos temas, Rueda ha querido hacer “una película tierna, a base de amor inocente, en un momento en el que queda todo por delante; una película que huye del sexo y la violencia con los que son muchas veces retratados estos conflictos”. 

'A escondidas' cuenta la historia de Ibrahim, un chico marroquí de 14 años, que camina sólo y desorientado por una carretera de las afueras de una gran ciudad. Acaban de anunciarle que en dos días va a ser expulsado del país, así que ha cogido su petate y se ha dado a la fuga. Está solo. No tiene a dónde ir. Rafa, un chico español de 14 años, entra corriendo en el lavabo de una discoteca. No puede más. Los nervios le están jugando una mala pasada. Fuera se encuentra Marta, una chica que espera de él más de lo que él mismo se cree capaz de aportar. Las vidas de estos dos chicos están a punto de cruzarse.